El regalo. Capítulo uno

 

Antes de la creación del mundo, la palabra ya existía. Antes de la creación del ser humano, los sentimientos ya se sufrían.

A diez sombras de una de las tantas estrellas del Todopoderoso Universo nació un ser con la capacidad natural para ser líder. Durante 1000 orbes permaneció dormido y su poder oculto en su tercer ojo. Cuando despertó sólo dos de sus ojos se abrieron, pero eso no obstaculizó su talento. Fue nombrado el sexto Guardián y su belleza hipnotizó a todos los Reinos. Su título era “Luz Hermosa”.

Pero el miedo a su tercer ojo dormido limitaba su ascenso y cuando probando su valía puso en peligro el Equilibrio, fue humillado siendo arrancado su ojo y nombrado undécimo Guardián. Pero “Luz Hermosa” no podía permitirlo, él conocía realmente el sentido de su vida, y sabía que el destino no pintaba estrellas sin luz. Así que condenó al resto de los guardianes y partió en busca de su existencia.

Bajó a la Tierra, un lugar colmado de energía cándida y pura creada por alguna razón que el desconocía. Su belleza había menguado, su voz silbaba, y su cuerpo se torno tangible. Arrastrándose penetró en un gran castillo de piedras blancas, en cuyo magnánimo interior se hallaban las criaturas más impresionantes que cabía imaginar: grandes y robustos seres inalterables con una preciosa corona verde por aureola; pequeñas luces de colores parpadeando con cada batir de alas; misteriosas formas emergiendo de un manto azul. Pero el ser que cautivó su corazón fue aquel que pudo devolverle la mirada y vio que estaba preso como él.

Observó que se les fue prohibido beber de la Fuente del Conocimiento del Bien y del Mal, y cuando se dispuso a ayudarlos, cuando les convenció de que la manera de salvarse era desatarse de sus cadenas, cuando por fin bebieron del cáliz de la fuente, se percató de su error, pues ese cáliz era en realidad su ojo tallado. Y aunque estos seres adquirieron su libertad, también se impregnaron de su energía, de su poder, de su belleza y de sus culpas.

Cuando aparecieron los Guardianes el cáliz fue protegido por la espada del Séptimo, y estos seres liberados fueron desterrados del castillo para siempre. En cuanto a “Luz Hermosa”, fue sentenciado con el mayor de los castigos, la indiferencia.

Desde entonces vaga por la Tierra observando con tristeza a los que considera sus hijos, pues él les dio su esencia y por ello cargaron con su pecado. Y sus hijos, ignaros a su origen, aprecian el orgullo de su existencia, puesto que lo que su caída les regalo fue El Libre Albedrío.

By Mayhem

Anuncios

~ por Loco en 20 noviembre, 2007.

4 comentarios to “El regalo. Capítulo uno”

  1. muy bueno plases (^_^)hace tiempo que no pasaba por aquí qué tal todo?teníamos que retomar nuestras discusiones aunque hace tiempo que no se me ocurre temala musa salió corriendo jejeje

  2. Hey, que bien que me visites de vez en cuando. Yo ando un poco atareado ultimamente (turnos doble de trabajo) pero siempre me queda algo de tiempo. En cuando se te ocurra algo, ya sabes, proponla, y si no, no necesitas ninguna excusa para saludar y echar unas risas en mi blog, eh?Hasta ahora, kisses ^*^PD: Llevo un rato comiéndome la cabeza, que has querido decir con "plases"? :p jaja

  3. jajajajalos plases son aplausostambién los puedes ver escritos como plas plas plas ejejela verdad mi neurona está en off estos días ya que estoy esperando la llamada de una agencia para hacer prácticas… por lo que no tengo la cabeza para nada más pero siempre que pueda pasaré por aquíeso no lo dudes

  4. Uish, la primera vez que escucho eso @_@ pues nada, ya se algo más :pOye, mucha suerte con eso, eh? Ojala te salga todo de lujo^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: