Paysis

 

-“Hoy el sol está pegando fuerte, una lástima desaprovechar el día trabajando”-. Víctor cruza el jardín de su casa hacia la parada de autobús para volver a trabajar. Su sombra parece barro en sus zapatos y su camisa ya sudada se aferra a su piel como un enamorado lo haría a su propia vida. Una grieta humeante tropieza con su pie y se tambalea, aunque consigue reponerse, pero la luz se vuelve oscura, la cabeza le pesa y cae al suelo.

«-… y al final no tuve más remedio que salir de allí, Marcos no dejaba de llorar, pero bueno, le quiero mucho a pesar de todo…»

-Buenos tardes dormilón-. Una preciosa mujer embarazada se encuentra a los pies de la cama donde Víctor yace cansado y con la cara pálida. Sus ojos acaban de abrirse y observa a la mujer confundido. 

-Diego, el vecino, te encontró desmayado en la calle, posiblemente haya sido a causa del intenso calor de hoy, lo más aconsejable es que te tomes el día de descanso, así que ni se te ocurra levantarte, ¿de acuerdo cariño?-. La mujer se acerca y le besa en los labios. Víctor la fulmina con sus ojos, perplejo, aturdido.

-Gloria, e… ¿eres tú?-. Ella le sonríe.-“Huele como ella, habla como ella, sabe como ella, pero no es ella”.

-Vaya, también tenías un chichón en la nuca, no creí que fuera grave pero vaya, quizás lo mejor sea ver al médico, ¿estás bien cielo?¿Te duele?- Víctor comparte su sonrisa con ella, niega con la cabeza y la besa, luego ella se levanta y sale de la habitación con un “te quiero” en sus labios -“es ella, no hay duda, no puede ser otra, pero ¿por qué la noto diferente?”.- Se entrega a Morfeo y vuelve a cerrar los ojos…

«-¡¿…puede hacer nada más?!¡Me estoy volviendo loca!-. Se escucha alguien llorando.-Me da igual lo que usted me aconseje, voy a seguir co…»

-“¿Qué clase de sueños estoy teniendo últimamente? ¡Joder!”-. Víctor se levanta y permanece sentado a un lado de la cama. Aún es de noche. Su mujer se encuentra acostada creyendo tenerlo entre sus brazos, inmersa en sus sueños, preciosa. Víctor acaricia su tripa, su hijo, es feliz. Contempla su rostro –“¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué continúo dudando?”-. Se levanta y pasea por la casa a oscuras, de alguna manera la encuentra diferente, cambiada, como si alguien hubiera tratado de falsificar su hogar. Sale al jardín, todo está inerte, vacío. Mira su reloj para averiguar la hora: las 2 de la madrugada. Vuelve a mirar la hora alertado, pestañea, su reloj funciona hacia atrás.-“La caída debió estropearlo”-. Vuelve adentro y se dirige hacia el sillón de su salón, enciende la tele y zappea como suele hacer cuando esporádicamente sufre de insomnio. –“¿Qué coño le pasa a la tele? ¿Es que no hay canales en mi idioma a esta hora?”-. No hay ningún canal de televisión que pueda entender, así que renuncia y lo apaga permaneciendo a oscuras mirando a la nada…

De repente a través de la niebla del silencio se vislumbra un susurro, un débil sonido agudo e intermitente, tan imperceptible e insoportable como el tic-tac de un reloj. No cesa, víctor busca a su alrededor intentando hallar el origen de su trastorno, nada, nada, nada.-¡¡Cállate ya!!- El silencio se hizo de nuevo…

«-… Marcos por favor sigue conmigo y con t…»

Por la mañana Víctor pese a las continuas advertencias de su mujer vuelve al trabajo y como cada día coge el autobús. Mientras está sentado esperando a llegar a su destino nota como si los demás pasajeros le estuvieran observando. Gira su cabeza rápidamente de un lado a otro, y en cada encuentro sorprende a dos o tres personas disimulando que no le estaban contemplando. Se angustia y cierra los ojos sin pensar en nada. De repente siente un pinchazo en su brazo izquierdo y salta de su asiento gritando. No hay nada en su brazo, ni le duele ahora, pero el dolor de antes era real. Cuando baja del autobús, éste no vuelve a arrancar sino que permanece parado como esperando a un pasajero olvidadizo.-“¿Qué coño está pasando? Me siento acosado”.

AstraZeneca International Pharmaceutical Company. Entrega su pase de operario al guardia y entra hacía la sección de mantenimiento.-“¿Dónde está Edu y el Sr. Grown?, ¿Quiénes son estas personas?¿Nuevos?”.- Varios empleados le saludan.

-Hey Víctor, deberías haber venido ayer, vaya tarde nos dio el sistema de refrigeración, debimos haber limpiado las baterías mucho antes.-Víctor le ignoró, no lo conocía, no conocía a nadie, todos se parecían a sus compañeros de trabajo pero ninguno de ellos eran realmente los originales.-“Me estoy volviendo loco, esto no es real.”

Escapa del edificio y llama a un taxi, se niega a volver al autobús, que por cierto no seguía allí. Cuando se sube al auto y le indica la dirección, empieza a sentir agua helada en su pelo, una gota fría recorre su espalda, todo da vueltas y se vuelve oscuro…

«-… contenta, quizás haya esperanza al fin y al cabo, vaya. Marcos me contó que te vio moverte…»

Una sacudida le despierta, el taxi ya ha llegado, intenta mirarse en el espejo retrovisor pero por más que se emplaza no aparece nunca su cara, sino la del taxista, al cual paga resignado y vuelve al jardín de su casa. La observa desde fuera imaginando encontrar un ápice de realidad en todo aquello, un pequeño bastón donde apoyarse, se sentía sólo, no podía confiar en nadie porque nadie parecía ser el mismo. –“¿Me he vuelto loco de verdad? ¿Quizás el golpe me trastornó la mente y ahora veo ilusiones? Esas voces que escucho en mis sueños ¿Quién es Marcos?, gente extraña a mi alrededor, la sensación de estar continuamente observado”-. Mira a su alrededor y todo está vació.-“Nadie en la calle, esto no es normal. ¿Quién está haciendo esto y por qué? Me han metido algo en la cabeza, me están utilizando y torturando”.

Vuelve a la casa y empieza a registrarla a fondo. Rompiendo el televisor, la lavadora, los muebles, todo, obsesionado con encontrar la prueba de que no está loco. Su mujer llega a casa y asustada le grita:

-¡¿Qué haces Víctor?! ¡¿Por qué haces todo eso?!

Víctor la mira furioso.- ¡Cállate! ¡Tú no eres Gloria!-. La coge por el cuello con las dos manos.- ¡Dime quién está haciendo todo esto! ¡¿Dónde esta gloria?!.

-Amor, t..te quiero, po… por favor, no…- Las lágrimas de Gloria abrazan sus manos, y la suelta. De repente un dolor intenso en la cabeza. Y cae al suelo.

«-… me gustaría presentarte al amor de Marcos, creo que te caerá bien…Te echo muchísimo de menos, a veces creo que no podré resistir much…»

-Buenos días Víctor, soy el Dr. Jiménez especialista en neurología, le hemos estado haciendo toda la noche una serie de pruebas, pero aún nos quedan algunas. Su mujer se encuentra en el pasillo, nos ha contado que sufría de insomnio y de alucinaciones, ¿le gustaría explicarme que es lo que realmente ha estado sintiendo? Si se encuentra en condiciones claro.- Víctor se reincorporó de la cama del hospital y le describió todo lo ocurrido al especialista, después de todo quizás se trataba de su cabeza…

Cuando terminó corrió hacia los servicios y empezó a vomitar. Su mujer le hablaba detrás de la puerta.-Cariño, ¿estás bien? Te quiero mucho, mi vida, ¿lo sabes?.- Él no contestó, se sentía abatido y avergonzado.-“He estado a punto de matarla por mi locura, ¿y si el extraño soy yo? ¿y si en realidad el único que no debería existir soy yo?”-. Se observa en el espejo y da un salto hacia atrás.-“¿Quién soy?”-. No era su cara la que veía reflejada. Cuando sale una mujer embarazada le abraza y en la habitación solo está un médico.-Hola soy… Víctor, sabe donde ha ido el doct…-. Pero el médico le interrumpe:

-Sé quien es usted, y usted debería saber quien soy yo. Soy el Dr. Jiménez.-El doctor hizo una pausa.-Tras todas las pruebas realizadas y sobretodo tras la charla que hemos mantenido he de decirle que sufre de Prosopagnosia, son casos que apenas se dan en un 2.5% de la población. Comúnmente llamado “Ceguera de caras” consiste básicamente en la incapacidad de reconocer rostros tanto los de las demás personas como el suyo propio. Verá, puede reconocer el cabello, la forma de la cara, e incluso percibir el color de los ojos pero no puede comprender el rostro en sí y distinguirlo del de los demás. Normalmente son causados por un accidente, como el de su desmayo hace 2 días. Debido a su alteración y a la falta de sueño eso le produjo además alucinaciones y paranoias. Deberá de asistir a un psiquiatra para determinar el grado de prosopagnosis que padece y para cesar su conducta paranoide. Desgraciadamente no tiene cura actualmente, pero bien tratado puede llegar a tener una vida normal. Espero que…- Víctor se quedó suspenso en el aire, las palabras del doctor ya no llegaban a su cabeza.-“¿Todo es culpa mía? Estoy enfermo y casi mato a mi mujer y a mi hijo por mi locura…”.

Cuando volvieron a casa, Víctor seguía absorto en su desesperación.-Cariño, no te preocupes, ya verás como todo se soluciona, vaya, ya has oído lo que ha dicho el médico, puedes hacer vida normal… ¿Cariño?- Su mujer dejó caer una lágrima.-No cometas una locura por favor, no quiero perderte, hay muchas posibilidades de que todo siga como antes, hazlo por ti, por mí y por Marcos, hazlo p…-Víctor sale de su letargo alarmado:

-¡¿Marcos?! ¡¿Quién es Marcos?!

-¿Marcos? ¡Vaya! ¿No lo recuerdas? Hace tiempo decidimos llamar a nuestro hijo Marcos ¿es que también has sufrido amnesia?

Víctor cayó de rodillas al suelo, no entendía nada. Con ambas manos apretó sus sienes y empezó a gritar.-¡¿Qué está pasando?!-Miró hacia adelante y no estaba su mujer, miró hacia atrás y no estaba su casa. Se levantó y no había nada a su alrededor. Todo vacío, sin calles, sin cielo, sin ruido.

El blanco y el silencio acompañaban el paso tembloroso de Víctor en su onírica experiencia. Y oculto en el silencio se dejo ver aquel sonido insoportable que le atormentó aquella noche. Un pitido agudo e intermitente, cada vez más intenso, cada vez más rápido. Y el pitido se volvió continuo, ensordecedor. El blanco se tiñó de gris. Una lágrima cayó por sus mejillas. Del gris paso al negro… -“Te quiero Gloria, te quiero Marcos”.

By Mayhem

Anuncios

~ por Loco en 26 septiembre, 2007.

3 comentarios to “Paysis”

  1. vaya historia… me ha deprimido un poquito…(¡_¡)creo que me quedaré en casa el resto de la tarde…cambio de tema:¿qué tal todo?hace un montón que no sé nada de tí!!!espero que no estés enfadado por no haber retomado nuestras discusiones durante el verano(^_-)~ espero saber de ti pronto

  2. Buah, qué rápida eres. No me has dado tiempo ni de revisar el blog siquiera. Qué tal estás? Me he tomado todo el verano de relax jaja. Tranquila, yo no me suelo enfadar por cualquier cosa mujer.
     
    Es que ahora estoy en un periodo creativo y estoy terminado varios relatos que tengo escondidos en la cabeza, pero de todas maneras eso no quita que mantengamos nuestras conversaciones. Así que cuando quieras retomamos nuestras clases de baile, espero no tropezar demasiado xDDDD
     
    Gracias por no olvidarte de mí, saludos^^

  3. jejeyo también he tenido un veranito creativo combinado con los estudios de fin de carreraal final no tuve el verano que había planeado pero han salido buenas cosas de él(^_^)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: